Aunque parece un proceso caótico, las fases de reforma integral deben seguir un orden. Conoce consejos de cómo llevarlas a cabo a la perfección.

Una reforma integral es un proceso que puede intimidar, ya que es un cambio total del espacio, de tu casa. Lo mejor es conocer por las etapas que se pasarán y estar bien preparado de antemano para saber qué hacer.

Entender tu reforma integral como un experto puede serte de gran ayuda, así como hacerte las preguntas adecuadas de la misma reforma hará que sea todo un éxito.

Bien sea que quieras renovar un espacio o deseas arreglar un lugar nuevo a tus necesidades, requeriremos de una reforma y asistencia de especialistas.

Te recomendamos que sigas las siguientes fases básicas para que la reforma integral sea coherente y exitosa.

¿Sabes cuáles son las fases de una reforma integral?

 

1. Permiso de obras

Este es un paso previo al inicio de las obra y es obligatorio la tramitación. Generalmente se requiere de una licencia o permiso especial para realizar los trabajos de construcción.

El tipo de licencia depende del tipo de trabajo a realizar, por lo que recomendamos tener ya un proyecto en mente y consultar un profesional que tramite estos papeleos de forma segura.

 

2. Cambio de la distribución

La primera fase por hacer es cualquier cambio de la distribución, es decir, cualquier cambio del tamaño de las habitaciones, eliminado de paredes o construcción de separaciones por hacerse es el primer paso.

Esto implica primero derribar paredes, de necesitarse, y luego levantar nuevas si así lo deseamos. Este es una de las fases que más desorden produce por lo que es bueno prever contenedores para los escombros.

reforma integral

 

3. Fontanería e instalaciones eléctricas

En esta fase del proyecto, es el perfecto para la instalación o reubicación de estas facilidades.

Esto se debe a que aún no se tiene la apariencia final preparada y es posible ocultar libremente cualquiera de estas instalaciones bajo el suelo o en un techo falso.

Si se realiza en este momento, no se tendrá que mantener extremo cuidado de no estropear los acabados y puede planificarse mejor el resultado final en base a como se hagan estas instalaciones.

 

4. Carpintería

Esta fase puede realizarse simultáneamente con la anterior. La carpintería permite cambiar ventanas, puertas y algunos muebles fijos como armarios.

Produce escombros por lo que es práctico realizar estos arreglos en este punto y deshacernos de ellos sin muchos problemas.

La sustitución de ventanas puede tomarse considerable tiempo, por lo que es posible que requiera de varias jornadas.

 

5. Pinturas y acabados

Ya con la infraestructura lista, es momento de comenzar puliendo el aspecto. Es decir, selección del suelo y el pintado de las paredes.

Es recomendable consultar a un experto que nos oriente con respecto a que material es mejor para las funciones que deseamos.

reforma integral

 

6. Mobiliario y decoración

En esta fase de la reforma integral se acomoda el aspecto final de cada espacio. Se coloca el mobiliario y se instalan apliques y rodapiés.

La instalación del mobiliario incluye todos los objetos, como por ejemplo los electrodomésticos y equipo de cocina, la instalación del baño y el ordenar  los muebles al espacio reformado.

 

7. Limpieza final

Esta labor puede ser sumamente agotadora al final de la renovación. Ya que se debe de retirar cualquier resto de pintura, cemento o material sobrante que haya quedado tras la culminación de las obras.

Es recomendable una limpieza profunda porque es posible que la cantidad de polvo sea abundante. En algunos casos se recomienda incluso contar con el apoyo de un profesional.

Una vez terminadas todas estas fases, es muy probable que disponga de un espacio listo y funcional.

¿Ya planeaste tu siguiente reforma integral? ¿Consideraste estas fases?

No olvides compartir con nosotros tu opinión