El baño es una zona muy valiosa en nuestro hogar, ya que en la mayoría de los casos representa el sitio para desestresarnos, bañarnos, asearnos y despreocuparnos de los problemas del día a día.

Para lograr comodidad en el baño es importante considerar no solo la decoración, sino la forma y el diseño. Todo esto contribuirá a hacernos sentir mejor, ahora, apenas comienza el plan de reforma nos viene la interrogante ¿mejor poner una ducha o una bañera?

A continuación evaluaremos los pros y contra para que tome la mejor decisión para tu baño .

¿Por qué decidirse por una bañera?

De las dos opciones, las bañeras son, sin duda, las más relajantes y sirven como un espacio para sentirse mejor, algo que a veces parece complicado por el estrés moderno.

Bañera en un baño de diseño

Foto de Porcelanosa Grupo

En una bañera tienes la ventaja de poder utilizar productos en el agua del baño para ayudar a tratar la pie y relajarte. Si tienes molestias puedes agregar sal de Epsom y para un baño relajante y saludable usa sales y jabones especiales como los de J’essenza, son toda una experiencia.

Además, está comprobado que sumergirse 10 minutos en agua todos los días puede disminuir los niveles de cortisol, lo que resultaría en menos estrés y envejecimiento prematuro ¿Entonces no valdría la pena invertir en una bañera?

Ahora la gran contra de las bañeras es el espacio. Si realmente quieres que una bañera funcione deberías condicionar el espacio con colores neutros porque dan la impresión de un espacio más amplio. Las baldosas blancas y negras en el baño, sin duda dan la ilusión de una zona más grande.

Además, si tu baño tiene la capacidad para una bañera, podrías permítete explorar con las formas y estudiar una reforma innovadora y creativa. Mira estilos de bañeras que salgan de lo tradicional y sé original.

Por otro lado debemos evaluar si deseamos una cortina o mampara. Un truco es encerrarla en un cristal transparente, con eso obtendrás un aspecto más amplio y lujoso.

Por último, asegúrate de establecer suficiente espacio libre para caminar entre la bañera, el inodoro y el lavabo. Mantén el espacio todo lo libre que puedas.

La ducha como alternativa al poco espacio

Como ya se expuso anteriormente uno de los mayores ocupantes de espacio en el baño es la bañera. En lugar de invertir en una bañera grande que ocupe demasiado espacio, o, lo que es peor, una bañera más pequeña en la que ni siquiera puedas caber, considera una ducha de pie.

ducha en baño

Las duchas son la elección más sabia para las personas prácticas y funcionales que pueden hacer. Incluso se aconseja que, si haces ejercicio regularmente o vas a la playa o piscina, definitivamente optes por una ducha y no una bañera.

Por su parte, las duchas de pie suelen ser más seguras para niños y personas de tercera edad. Levantar la pierna para entrar en las bañeras puede ser un gran problema.

Hay que tener en cuenta que las duchas no tienen por qué resultar aburridas. Puedes usar azulejos para la decoración. La diseñadora de interiores en Beacon, Nueva York, Pamela Dailey, explicó al diario NYtimes que, en el diseño de baños, usa los azulejos solo en la ducha, donde coloca una sencilla línea en un patrón escalonado hasta el techo.

Asimismo, para obtener un excelente resultado en tu reforma debes incluir un espejo de forma estratégica. Los espejos en los baños no solo son para ver que todo está bien antes de dejar tu casa. También, sirven para reflejar luz natural y artificial creando la apariencia de más espacio.

Uno de los elementos a considerar es el tema del gasto del agua, que puede resultar dañino para el medio ambiente. Aunque la respuesta depende del tamaño de la bañera, la profundidad del agua y la eficiencia de la ducha, por lo general, la ducha usará menos.

La elección de una reforma entre ducha o bañera se reduce principalmente a las preferencias personales y la cuestión de espacio. De acuerdo a esto, considera cuál es tu prioridad y adelante, ¡Manos a la obra!