¿Estás pensando en reformar el baño? Son muchos los detalles que tienes que considerar pero aquí te mostramos cómo elegir la bañera perfecta que mejor se adapte a tus necesidades y estilo.

Toda reforma es importante y mucho más cuando se trata de los baños ya que el espacio debe ser funcional para que cumpla las necesidades básicas, pero sobretodo cómodo que invite a la relajación sin perder el encaje de todos los elementos.

La reforma del baño debe adaptarse al espacio destinado para ello, bien sea en centímetros o metros cuadrados. Mide el área que deseas remodelar y más si quieres incluir una bañera en él; de esta manera es más fácil escoger la bañera ideal.

Tamaño y funcionalidad

Una vez ya conozcas las medidas del espacio donde estará ubicada la bañera, esto no debería ser un problema, ya que en el mercado existen muchas opciones y modelos que pueden encajar en él, tanto en medida, diseño como en estilo.

tipos de bañeras

Sin embargo, al momento de elegir una bañera también debes preguntarte ¿cuál va hacer su uso?, ya que bien sea para la higiene diaria o para la relajación tienes diferentes opciones, variando los modelos y precios.

Tipos de bañeras

Son muchos los tipos de bañeras que existen, pero al momento de elegir una para tu baño deberás saber que:

Las bañeras de ducha

Suelen ser las más populares ya que suelen adaptarse a cualquier tipo de baño, sobre todo cuando los espacios son pequeños. Son aquellas que se instalan junto con la ducha combinando dos espacios, para bañarse y ducharse.

Normalmente su formato es rectangular, se pueden colocar en esquinas o entre tres paredes.

Las bañeras de esquina

Suelen tener dos versiones: derecha o izquierda, además de variedad de tamaños, para aprovechar los espacios, sobre todo los no dimensionales. Son prácticas y muy modernas.

Las bañeras ovaladas

Son ideales para colocar en el centro o lejos de las paredes, ya que suelen ser muy decorativas.

Las bañeras encastradas

Por su parte, son aquellas que revisten y se adaptan al entorno del baño, donde no se ven sus patas de apoyo, están recubiertas por muretes. Su instalación requiere de trabajos de albañilería y las terminaciones de los muros suelen hacerse con azulejos o cerámica.

SI tienes espacios amplios en tu baño puedes elegir la bañera exenta, las cuales pueden apoyarse en sus 4 patas o pueden estar al ras del suelo. Tienen diferentes diseños pero regularmente son redondeadas u ovaladas.

Material de fabricación: imprescindible

Además de sus tipos ten en cuenta el material con el que están fabricadas las bañeras al momento de elegir.

Las más populares son las elaboradas de acrílico, por su precio y peso. Son muy fáciles de limpiar, no tienen poros, por lo que tienden a ser más higiénicas. Suelen resbalar en menor grado que otros materiales de ese estilo. Son confortables.

Las bañeras fabricadas con acero esmaltado tienen mayor durabilidad y se adapta a los diferentes cambios de temperatura. El esmalte que la recubre debe ser calidad para evitar que el mismo se quiebre o desconche.

También existen las de hierro fundido esmaltado la cual conserva el agua caliente por más tiempo. Suelen ser bañeras muy pesadas.

Algunas suelen ser fabricadas de madera, pero requiere de un mayor cuidado tanto para su mantenimiento como para el momento de su instalación. Pero son ideales para los baños de estilo rústico.

Si sigues cada una de estas recomendaciones estarás listo para tomar la mejor decisión.

¿Ya elegiste la bañera perfecta? Es momento de hacerlo y disfrutar de un buen baño en ella.